Saber cómo emprender un negocio no es tarea fácil. Abrir una empresa requiere de varios trámites administrativos pero, aún más importante, de varios procesos de planificación que permitan despegar a la compañía.

De unos y otros hablaremos en este artículo. El objetivo: que sepas por dónde empezar para emprender un negocio desde cero, paso a paso y puedas abrir una sociedad limitada o SL.

¡Allá vamos!

Definir la naturaleza de la empresa

Lo primero que cualquier emprendedor tiene que tener claro es qué servicio o producto quiere ofrecer.

En este sentido, hay que tratar de seguir dos puntos. El primero es que nos apasione el sector en el que nos queremos centrar. Vamos a dedicarle un gran número de horas y sino es muy fácil caer en el desánimo.

como retener al personal con talento

El segundo punto, es que haya hueco para nosotros. ¿Qué queremos decir con esto?

No solo que haya espacio en el mercado para un nuevo competidor, sino que nuestro producto o servicio tenga un valor diferencial lo suficientemente interesante para crear su propio hueco.

Si vamos a un sector saturado y nuestros competidores ofrecen lo mismo que nosotros, pero más barato/con mayor calidad y, además, a ellos ya se les conoce, más vale que nos dediquemos a otra cosa.

Una de las respuestas clave a la pregunta cómo emprender un negocio desde cero es si nuestro producto o servicio realmente cubre una necesidad que haya en el mercado.

Esto no quiere decir que dicha necesidad no se pueda crear, pero para ello, el primer punto en cualquier proceso de emprendimiento es hacer un plan de negocio y un plan de viabilidad.

El plan de negocio y el plan de viabilidad

employee map qué es

El plan de negocio es un documento en el que se detallará todos los aspectos de la empresa. Por ejemplo: las fuentes de financiación, metas y formas de medir los objetivos, estatutos de la empresa, recursos humanos, estrategias, oportunidades, competidores y valor diferencial, etc…

No podemos olvidar el análisis DAFO, detallar bien el servicio o producto o un plan de contingencias en caso de escenarios desagradables.

Ejemplos: Descarga gratis 5 planes de negocio completos

Se trata de un documento que se suele presentar cuando se busca financiación, generalmente acompañado de un plan de viabilidad.

El plan de viabilidad, por su parte, está más centrado en el apartado económico y se centra en las posibilidades de éxito de la empresa. Para lograrlo, se examina el producto o servicio en el mercado, su proyección de ventas así como los costes de fabricación y comercialización.

Una vez que tengamos ambos planes listos y dispongamos de capital suficiente, nos tocará hacer frente a los trámites administrativos.

Trámites para crear una empresa

El primer paso es elegir un nombre. Para asegurarnos que esté libre, debemos solicitar un certificado negativo de denominación social al Registro Mercantil Central. Podemos poner varios nombres alternativos, por si acaso el primero no está disponible.

Puedes hacerlo de forma telemática en el enlace anterior.

Los siguientes trámites se pueden realizar directamente en un PAE o Punto de Atención al Emprendedor. Aquí, además, podremos comprobar las ayudas disponibles a la creación de empresas que podemos solicitar.

Mientras realizamos el siguiente paso, podemos ir elaborando los estatutos y la escritura de constitución de la empresa, que habrá que firmar ante notario.

Reunir el capital inicial

Una vez tengamos el nombre de la empresa aprobado por el Registro Mercantil Central, podremos ir a una entidad bancaria a abrir una cuenta a nombre de la misma.

hombre con billetes de euros en las manos

Con el certificado del Registro Mercantil, podremos abrir una cuenta a nombre de la empresa y aportar el capital inicial, actualmente de 3.000€ entre todos los socios de la sociedad.

El siguiente paso es firmar el acta de constitución de la empresa en la notaría para lo que hay que aportar la siguiente documentación:

  • DNI de todos los socios fundadores
  • Declaración de inversores externos (si los hay)
  • Certificado negativo de denominación social
  • Estatutos de la sociedad
  • Certificado bancario de la aportación de capital inicial

Conseguir el NIF definitivo de la empresa

Una vez conseguida el acta de constitución de la empresa podemos pedir el NIF provisional. Para ello, habrá que entregar a la Agencia Tributaria la siguiente documentación:

Tras entregar esta documentación, la Agencia Tributaria nos facilitará el NIF provisional y las tarjetas identificativas de la nueva compañía.

El siguiente paso es inscribir la empresa en el Registro Mercantil Provincial que corresponda a su domicilio social. Para lograrlo hay que aportar estos documentos:

  • Copia del NIF provisional
  • Copia de los estatutos de la sociedad
  • Certificado negativo de denominación social

Por último, con el certificado de inscripción en el Registro Mercantil Provincial ya podremos pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Juramentados. Tras el pago, la Agencia Tributaria nos facilitará el NIF definitivo de la empresa.

Aunque el proceso de emprendimiento ya ha culminado con la creación de la compañía, faltarán otros pasos como darte de alta como autónomo societario o registrar la marca que vayas a utilizar.

Optimizar los gastos y ahorrar costes

Una vez detallados los aspectos administrativos de cómo emprender un negocio desde cero, llega el momento de comenzar con la actividad empresarial.

Más allá de los consejos habituales como contar con una asesoría o gestoría para hacerse cargo del papeleo, en Smart Buys somos expertos en otras opciones de ahorro de compras y otros gastos.

A nuestros clientes, Smart Buys realiza una auditoría para comprobar qué partidas se pueden optimizar para así reducir los gastos fijos en seguros, PRL, material de oficina, etc…

Desde agrupar compras en una central de compras hasta utilizar marcas blancas, ahorrar en la impresión de papel o renegociar los suministros de telefonía o electricidad.

Para poder hacer una auditoría se requiere al menos un año de actividad.

qué es una central de compras

Otros aspectos como los planes de prevención de riesgos laborales, unificación del sistema de residuos, unificación del cuadro médico, etc… también pueden suponer un importante ahorro anual, como podemos ver en nuestros casos de éxito.

Smart Buys puede ayudarte desde el nacimiento de la empresa a ahorrar en estas partidas, consiguiendo el mayor ahorro desde el principio, aunque aún no hayas cumplido el año.

En los primeros momentos de una empresa es cuando es más necesario sacar músculo y gastar lo menos posible.

Hacer que sea rentable y que se cubra la inversión inicial puede ser un proceso lento, pero es nuestra responsabilidad como emprendedores tratar de aprovechar todas las oportunidades disponibles. Solo hay que tener los ojos bien abiertos.

Hacer que los empleados sean felices

Si tenemos empleados en la empresa, también tenemos que tratar de mantenerlos motivados y dispuestos a dar el 100% por ella. Esto no solo es un problema de reclutamiento de personal, sino que incluso el personal más adecuado necesita los incentivos adecuados.

Uno de los aspectos más interesantes es la retribución flexible, que no aumenta la masa salarial de la empresa y permite a los empleados ahorrarse impuestos.

También es interesante comprobar los programas de beneficios para empleados y, en general, todo lo relacionado con el salario emocional.

emprendedor seductor

Permitir un horario flexible o la posibilidad de teletrabajar determinados días a la semana, por ejemplo, no suponen ningún coste (e incluso pueden suponer un ahorro en el caso del teletrabajo) y, sin embargo, son dos de los aspectos más valorados por los empleados.

Hay bastantes opciones para que la satisfacción del empleado mejore y así retener el talento. En una empresa que acaba de comenzar, la retención del talento es fundamental para que la misma funcione, sin tener que perder el tiempo (y el dinero) en nuevos procesos de selección.

Ser flexibles y adaptarse al cambio

Por último, no queremos dejar pasar la oportunidad para dar un consejo a la hora de saber cómo emprender un negocio desde cero y ese consejo es ser flexibles.

Poner en marcha una empresa es un proceso complejo, más allá de por los trámites y documentación, porque vivimos en un ecosistema complejo con una economía global hiperdependiente y en continua transformación.

Puede que una idea genial termine quedando obsoleta en poco tiempo. Por ello, hay que estar dispuestos a adaptar la visión empresarial que teníamos en un principio a las nuevas circunstancias del mercado y las innovaciones tecnológicas.

Igualmente, puede que lo que parecía una idea estupenda en el plan de empresa, respaldado por los números del plan de viabilidad, luego no funcione como habíamos esperado.

No pasa absolutamente nada. En el carácter emprendedor está el levantarse después de cada caída. Las caídas siempre llegan. Solo hay que estar preparados para hacer frente a las mismas, trabajar duro y volver a planear una nueva idea.

Las oportunidades de negocio están ahí, esperándonos. Si sabemos adaptarnos y, por supuesto, estudiar cuidadosamente cada opción, tu negocio puede despegar.

Si necesitas ayuda para conseguirlo, aquí estamos.

ahorro pyme

En Smart Buys podemos ayudarte si quieres emprender un negocio desde cero. Consulta con nosotros sin compromiso y te ayudaremos a reducir costes y mejorar la satisfacción (y la productividad) de tus empleados.