Si te estás preguntando qué es el employer branding laboral has llegado al lugar adecuado. También conocido en castellano como fidelización del capital humano o marca empleadora hace referencia a la reputación de la empresa de cara al empleado.

Se trata de un término cada vez más común en el ámbito de los Recursos Humanos. Las empresas se preocupan cada vez más de la imagen que proyectan, no solo a sus clientes sino también a sus propios trabajadores y al talento que podrían reclutar potencialmente.

Por medio del employer branding las compañías trabajan su propia imagen percibida en el mismo. Frente al trabajo de marketing que supone la imagen de cara al cliente, el employer branding laboral es un trabajo del departamento de comunicación interna y, sobre todo, del responsable de Recursos Humanos de la compañía.

que es el employer branding

¿Qué es el employer branding laboral?

Para definir correctamente al employer branding laboral, debemos acudir a la primera definición académica de la misma, del año 1991 en Estados Unidos. Según Barrow y Ambler:

El employer branding es el paquete de beneficios funcionales, económicos y psicológicos provistos por el empleo e identificados con la compañía empleadora.

Por ello, podemos responder a la pregunta de qué es el employer branding laboral como los beneficios de trabajar en una empresa, ya sean económicos o de otra índole como horarios, retribución flexible, vacaciones, ambiente de trabajo, etc.

Este concepto ha ido evolucionando en los últimos 30 años y en la actualidad también se denomina así a las estrategias de captación y retención de talento por parte de las empresas.

Ya en los años 70, hace 50 años, surgieron los primeros estudios al respecto en EE.UU. que demostraban que la imagen que proyectaban los centros hospitalarios tenía una fuerte incidencia en el porcentaje de retención de sus trabajadores.

Aunque los beneficios del employer branding se conocen desde hace medio siglo, no fue hasta la última década del siglo XX cuando se comenzó a trabajar de manera consciente en ello.

En España, sin embargo, tenemos que llegar a la primera década del siglo XXI para encontrar a las primeras compañías preocupadas por este aspecto. En el último lustro parece que la importancia de la fidelización del capital humano está siendo más tenida en cuenta, con el auge de iniciativas como los mapas de empleado.

5 beneficios del employer branding

beneficios employer branding

Mayor retención de talento

Sin duda, el beneficio más claro de tener una estrategia de employer branding es la retención del talento. Si los empleados están contentos con las condiciones de trabajo en una compañía, no tendrán motivos para abandonarla.

En muchas PYMEs y multinacionales, uno de los problemas fundamentales a los que se enfrentan son su tasa de retención. Los empleados pasan por allí, cogen experiencia y se van a una compañía que le ofrece mejor condiciones.

Más información: Cómo calcular la tasa de retención

Hay que tener en cuenta que no siempre estamos hablando de salario, hay una serie de beneficios adicionales como la flexibilidad horaria o los programas de beneficios que no cuesta dinero a la empresa pero que puede ser fundamental para que un empleado quiera quedarse.

La retribución flexible si que cuesta algo de dinero a la empresa aunque el resultado final es bastante positivo. El coste para la compañía suele ser de alrededor del 5% del importe total pero se ahorra todo el IRPF del total del importe.

Si consigues que los empleados estén contentos, hablarán bien de la empresa, trabajarán con más ganas y, en definitiva, conseguirás una mayor productividad.

Descubre todas las claves: ¿Cómo retener al personal con talento?

Embajadores de marca sin coste

Un empleado contento se convierte en un perfecto embajador de marca. Hablará bien de la sociedad en todo momento y recomendará sus servicios a todo aquel que pregunte. Los estudios demuestran que las recomendaciones de familiares y amigos tienen una mayor importancia que otros prescriptores como los influencers o que la publicidad tradicional.

Si alguien que trabaja en una empresa -y no es el dueño- nos cuenta que hacen un trabajo excelente y que tienen muy buenas condiciones, la imagen que se va a tener de esa compañía va a ser bastante positiva. Además, el boca a boca no termina en el primer contacto sino que esas personas que conocen al empleado van a continuar hablando de las ventajas que ofrece la empresa.

Y es que, aún hoy, los programas de beneficios en una compañía siguen sin ser comunes y suelen ser parte de la conversación.

Mejor manejo de las crisis

Cualquier empresa, independientemente de su tamaño, debe hacer frente a alguna crisis durante el año. Un cliente descontento, tenga o no tenga razón, o cualquier error a la hora de prestar nuestro servicio o vender nuestro producto, ya sea de planificación, proveedores, etc… puede provocar una crisis.

Sin embargo, si la primera impresión que han tenido de nosotros es positiva, cuando lleguen las críticas sobre nuestra empresa, no tendrán por qué transformar su imagen previa. Es lo que en psicología se llama evaluación instantánea. Esta evaluación instantánea se introduce hasta el fondo de nosotros y si es positiva se mantendrá cuando lleguen las primeras críticas a la labor empresarial.

Sin embargo, si la primera información que recibimos es negativa, transformar esa imagen costará mucho más trabajo. En caso de crisis será imposible revertirla a tiempo.

Refuerzo de la identidad digital

El refuerzo de la identidad digital también es otro de los beneficios destacados del employer branding. En España es paradigmático en el caso de Mercadona, que desarrollamos más adelante.

Cuando una empresa ha conseguido esa imagen de ser un lugar con condiciones excelentes, empleados y conocidos se identifican con la marca y la defenderán de las críticas en las redes sociales. 

Hoy en día, los canales sociales no funcionan tanto a nivel de venta o negocio, pero sí son imprescindibles si nos preocupa la reputación. Cuando alguien tiene una queja, lo primero que hace es publicarlo en Facebook o Twitter. Saber que habrá gente que defenderá tu punto de vista es importante si queremos lograr el siguiente punto.

Captación de candidatos de forma continua

Por último aunque no menos importante, la captación del talento es el gran beneficio de trabajar el employer branding. Para muchas empresas, encontrar empleados cualificados y motivados para cubrir una posición puede ser un gran problema.

Sin embargo, cuando el employer branding laboral funciona, encontrar personas que quieran entrar en tu empresa, estén o no trabajando en ese momento, es mucho más sencillo. De hecho, en las empresas que trabajan correctamente este aspecto es habitual que no necesiten publicar ofertas de trabajo ya que les llegan candidatos suficientes sin necesidad de publicitar puestos.

Además, un candidato que llega a una empresa a la que se ha postulado por su cuenta, sin que haya ningún proceso de selección abierto, es una persona que, de entrada, ya está valorando nuestra compañía como una meta laboral. De ahí a la identificación absoluta con la empresa y el resto de beneficios hay solo un pequeño paso.

Ejemplos de Employer Branding

A continuación, desarrollamos un par de ejemplos nacionales e internacionales de un buen trabajo de employer branding laboral

Google

Google

Trabajar en Google es un sueño para millones de personas en todo el mundo. El gigante de Internet, que encabeza cada años los estudios de Great Place for Work a nivel internacional, ha sabido transmitir la imagen de una empresa divertida, en las que se cuida a los empleados y donde se juega a la vez que se aprende.

Los informativos de todo el mundo han abierto en multitud de ocasiones enseñando el espacio donde trabajan y los servicios adicionales de los que disfrutan sus empleados. Desde mesas de pin pon o videojuegos, hasta peluquería, gimnasio o sofás donde echarse la siesta.

El resultado es evidente. Una multinacional tan poderosa como Google es difícil que caiga bien y, sin embargo, es la mejor valorada entre las mayores compañías del mundo. Todo el mundo quiere trabajar ahí y conseguir a los mejores perfiles profesionales es bastante sencillo.

Sin embargo, no se hablan de los salarios que ofrece. La gran ventaja de trabajar en Google tiene que ver con beneficios adicionales y, sobre todo, con ofrecer confianza al trabajador. Te damos todo lo que necesitas para que hagas tu trabajo, esperamos lo mismo de ti.

Mercadona

tienda de Mercadona

Teniendo en cuenta que es una empresa que no invierte en publicidad, la rapidez con la que Mercadona se ha convertido en el supermercado líder en España es digna de estudio.

Más allá de su estrategia comercial, como su gran apuesta por las marcas blancas, la imagen del supermercado es impoluta.

En este caso, el salario es uno de los puntos fuertes de su employer branding. Más alto que en la mayoría de sus competidores, venden la idea de que trabajar en Mercadona es ganar en calidad de vida. Al entrar en sus supermercados, vemos en cartelería de gran tamaño alguna de sus ofertas con el sueldo anual o mensual bien destacado.

También al evitar abrir en domingos y festivos, transmite esa imagen de empresa que se preocupa por sus trabajadores. Mercadona es, de hecho, el ejemplo que se suele poner popularmente cuando un empleado cualificado se queja de sus condiciones laborales. “No sé si dejar mi carrera y trabajar en Mercadona” o “Es que en Mercadona tendría mejores condiciones”, son frases habituales en cualquier tertulia informal.

Esta fidelidad del trabajador hacia Mercadona fue objeto hasta de un programa de investigación en Salvados para La Sexta. Mientras se emitía, las redes sociales ardían de críticas de defensores de la marca, que ni siquiera eran trabajadores.

Ese es, al final, otro de los objetivos del employer branding laboral. No tener ni que preocuparse por defender la marca porque tendrás a empleados y clientes dispuestos a hacerlo por ti.

Si quieres mejorar tu employer branding desde Smart Buys podemos ayudarte. Consulta con nosotros sin compromiso y descubre nuestro programa de beneficios para empleados.