espacio relax oficina

Las nuevas tendencias en oficinas para 2020 nos muestran que los entornos laborales están cambiando.

El trabajador actual tiene necesidades distintas para sacar lo mejor de sí mismo, por lo que es necesario ampliar sus lugares de trabajo a diferentes espacios y ambientes.

Con un entorno tan dinámico y en continua transformación como el actual, la adaptabilidad se convierte en un must en la mayor parte de los puestos.

Esta adaptabilidad no solo tiene que reflejarse en las capacidades y habilidades del empleado, sino también en su propia forma de trabajar y en la relación con el espacio de trabajo.

Hace tiempo que la idea de un trabajador en un mismo lugar 8 horas al día va desapareciendo.

¿Por qué?

Porque hoy en día sus necesidades han cambiado.

Últimas tendencias en oficinas

Vayamos por partes. No queremos decir que trabajar en una oficina sea un error, pero sí lo es trabajar solo en la oficina.

Las últimas tendencias en oficinas están transformando tanto su propio espacio como convirtiendo otros en espacios de trabajo.

Crear espacios diáfanos

La oficinas modernas deben ser espacios dónde el trabajador disponga de espacios más flexibles y versátiles en los que se fomente la colaboración entre los equipos y la creatividad.

Las empresas más innovadoras continúan reformando sus instalaciones en entornos en los que desaparecen los despachos y la separación por departamentos.

Lo ideal es que todos los empleados trabajen juntos y se puedan ver las caras en un espacio diáfano.

Esto no solo genera una mayor sensación de horizontalidad e igualdad dentro de la compañía, sino que también facilita sinergias entre diferentes departamentos.

Sin embargo, esta tendencia no está exenta de críticas. También hay quién defiende que disminuye la productividad y hace que los empleados se centren más en aparentar que trabajan que en trabajar.

Para que una oficina diáfana funcione, es importante desterrar el fantasma del presentismo y favorecer un ambiente abierto y creativo para todos.

coworkers en una oficina

Fomentar las interacciones

En este sentido, no se puede olvidar que cada puesto de trabajo tiene unas necesidades distintas.

¿Crees que ayuda a la creatividad estar encerrado en un despacho 8 horas al día?

La respuesta es NO.

La creatividad se fomenta hablando con compañeros.

Quizá una conversación de café te da una idea que desarrollar, si estás en un ambiente relajado tus ideas fluyan de otra manera o, incluso, si compartes tus inquietudes con otras personas ajenas a tu compañía te ofrezcan nuevas ideas sin estar condicionadas por las políticas de la empresa.

Por ello, también hay que fomentar la interacción con empleados externos, las sinergias con otras empresas y la asistencia sin trabas a formaciones, ferias y eventos del sector.

Solucionar un cuello de botella puede requerir, simplemente, una nueva perspectiva no contaminada por la visión interna.

Evitar los puestos fijos

Por ejemplo, no tener un lugar de trabajo fijo en la empresa te permite conocer e incrementar tus relaciones con otros compañeros.

Quizá, si tuvieras un puesto fijo no los verías en todo la jornada laboral.

Desarrollar estas relaciones siempre es importante para compartir diferentes puntos de vista de la empresa, fomentar la comunicación y evitar futuros conflictos entre diferentes departamentos.

Que los puestos sean libres o rotatorios también evita la sensación de que un departamento se sienta minusvalorado y los coloca en una posición de igualdad.

tendencias en oficinas

Hacer reuniones fuera de la oficina

Respecto a las reuniones, hace tiempo que muchas de ellas se celebran fuera de las tradicionales salas de reunión de las empresas.

Cada vez más se busca celebrarlas en ambientes más relajados y diferentes.

Por ejemplo, compartiendo un café en una cafetería agradable, en coworkings, en las cafeterías de un hotel, etc…

Incluso se puede tener una de estas reuniones después de una actividad de team building.

Según los últimos estudios, esta tendencia presenta las siguientes ventajas:

  • Permite salir de la rutina diaria y oxigenarse
  • Incrementa la creatividad y la aparición de nuevas ideas
  • Reduce el estrés y la ansiedad
  • Aumenta la productividad y felicidad de los trabajadores
  • Otorga libertad al empleado, que la transforma en responsabilidad y agradecimiento a la empresa

Trabajar desde casa

Una tendencia cada vez más seguida en las grandes empresas es el fomento del teletrabajo.

Normalmente, se suelen combinar días de trabajo en la oficina con otros en los que se trabaja desde casa.

De esta manera, el empleado no pierde contacto directo con la empresa ni los compañeros pero puede organizarse de la manera que le venga mejor. En algunos puestos, incluso se opta por un modelo de teletrabajo al 100%, salvo alguna reunión puntual.

Entre los beneficios del teletrabajo hay que destacar:

  • Reduce los gastos comunes de la oficina.
  • Favorece la conciliación familiar
  • Los horarios flexibles permiten una mayor adaptabilidad a la productividad personal y a las circunstancias de cada individuo
  • Permite librarse de los atascos habituales en hora punta en las grandes ciudades
  • Se gana en comodidad al no necesitar seguir unas pautas de vestuario

Te puede interesar: Trucos para ahorrar energía en una PYME

¿Hacen falta las oficinas en el siglo XXI?

Las tendencias en oficinas muestran que se están transformando pero no van a desaparecer.

Las oficinas ayudan a crear el sentimiento de pertenencia de los empleados y mantener las relaciones entre ellos.

También son importantes para poder conocer el día a día de la empresa y su estrategia así como para compartir con los compañeros las mismas inquietudes.

Eso sí, hoy en día ya no son los únicos espacios de trabajo para las empresas y empleados modernos.

Cafeterías, coworkings o incluso el propio hogar se han convertido en otras extensiones de las oficinas, adaptándose a lo que necesita cada trabajador.

ahorro pyme