El paradigma digital que nos envuelve está caracterizado por una gran competitividad de los mercados.

Por eso, vamos a contarte cómo mejorar la experiencia de empleado.

Antes, un vídeo en el que se dice, empleados primero, clientes después.

Además, las empresas se han percatado del papel clave que juega el talento en sus organizaciones para adaptarse a los requerimientos de los usuarios, los cuales cada vez tienen más información y son más exigentes.

Así, es necesario incorporar estrategias para conocer mejor a los clientes y poder mejorar la experiencia laboral de los empleados.

Employees first

La experiencia de los usuarios se define como el desarrollo de vivencias durante el proceso de compra.

En este proceso, la empresa ha de diferenciarse y generar engagement. 

La experiencia de los empleados es el sumatorio de vivencias y sensaciones que los trabajadores tienen con la empresa para la que trabajan, generando una conexión emocional con esta.

¿Qué supone una experiencia de empleado positiva?

Según un estudio realizado por el IBM Smarter Workforce Institute, esto supone:

  • Mejores resultados, pues los empleados con buenas experiencias mejoran el desempeño de su labor.
  •  Mayor dedicación y esfuerzo en el desarrollo de sus funciones.
  • Sentido de pertenencia. Retener el talento es uno de los retos principales en cualquier empresa, por eso hay que ofrecer una buena experiencia a los empleados.

Claves para mejorar la experiencia del empleado

A continuación te ofrecemos unas claves para mejorar la experiencia del empleado:

1. Colaboración de los ejecutivos

La influencia de los líderes tiene uno de los papeles fundamentales sobre la percepción que los trabajadores tienen sobre su empresa.

Son responsables de crear un ambiente de trabajo agradable y contribuyen a mejorar el employer branding y el compromiso.

2. Importancia del departamento de Recursos Humanos

Este departamento debe involucrar a los trabajadores en el diseño de las acciones.

Para ello, hay que recabar información acerca del target del empleado, conocer su trayectoria en la organización y saber su conocimiento del negocio.

El departamento ha de dar un salto cualitativo importante para adaptarse a todos los cambios que se producen.

Esto es algo complejo, por lo que hay que tener en cuenta ciertos elementos regulatorios a los que se encuentra sometido el área de recursos humanos.

3. Cuidar la relación entre colaboradores y empleados en todas las fases

Es de vital importancia cuidar y analizar las experiencias que tus profesionales tienen mientras mantienen una relación con la empresa.

Esta relación comienza en la etapa como candidato a un puesto y sigue vigente cuando un trabajador deja de ser parte de la organización.

El proceso dedicado a la gestión de las vivencias de profesionales antes de que se incorporen a la compañía o durante el proceso de desvinculación son cada vez más relevantes e importantes en el contexto actual.

4. Diseñar planes personalizados y adaptados a las necesidades de los profesionales

Al igual que las empresas quieren enamorar a los clientes, los departamentos de recursos humanos tienen que enamorar a los trabajadores que cada vez demandan más productos adaptados a sus necesidades.

Para que esto pueda realizarse, es necesario definir el target ’employee persona’ para conseguir empleados comprometidos y felices con sus organizaciones.

Algunas de las acciones que puedes realizar en este sentido son fomentar las oportunidades profesionales, dotar de libertad para tomar decisiones e impulsar el aprendizaje.

5. Escuchar a los profesionales activamente

Todas las organizaciones han de escuchar a sus empleados para conocer sus necesidades, percepciones y expectativas.

Esto te reportará beneficios para mejorar la calidad del empleo o las oportunidades de desarrollo.

Esto te reportará beneficios para mejorar la calidad del empleo o las oportunidades de desarrollo.

6. Utilizar la tecnología

En la actualidad la tecnología es el centro de todo, tanto que te puede proporcionar la velocidad y agilidad necesarias para superar cualquiera de los retos a los que se enfrenta tu organización.

Todas las soluciones tecnológicas te ofrecen la posibilidad de recopilar información, personalizarla y analizarla en función de las necesidades de cada empleado.

7. Fomentar la innovación

Metodologías como el Design Thinking fomentan la innovación y generan servicios o productos diferenciadores adaptados a los clientes actuales.

Al aplicar este método en los departamentos de Recursos Humanos, se ofrece un grandísimo potencial con el que mejorar el compromiso, la satisfacción y la labor de los trabajadores.

8. Uso del marketing como referencia

El marketing puede ofrecer una gran cantidad de beneficios al departamento de Recursos Humanos, ya que es una fuente de aprendizaje.

Las metodologías, procesos y multitud de herramientas que se utilizan para conseguir y mejorar la atracción de clientes puede utilizarse para personalizar o conocer a los trabajadores, lo que supone mejorar su experiencia.

9. Implementar fórmulas de trabajo nuevas

La digitalización está transformando los mercados, lo que está provocando nuevas fórmulas de trabajo que den respuesta a las nuevas generaciones y a la globalización, además de a las propias necesidades de los trabajadores.

El ‘smart working’ es la evolución del conocido ‘teletrabajo’, pero ahora incorpora el trabajo por objetivos, el concepto de movilidad y el uso de la tecnología en pro de dotar de autonomía a los trabajadores, aportarles flexibilidad y mejorar el ’employer branding’ poniendo en valor los beneficios de una organización.

10. Mejora constante de los espacios de trabajo

Para los trabajadores que pasan muchas horas en la oficina, es necesario que las condiciones sean adecuadas y dispongan de una silla ergonómica, material de calidad, ordenadores y software actualizados y potentes o una máquina de café.

¿Cómo mejorar la experiencia del empleado?

Para mejorar y optimizar la experiencia de los empleados hay que realizar la misma labor que con los clientes, es decir, hay que conocerlos y entenderlos.

 No hay que limitarse a analizar lo que te dicen los empleados en una encuesta, sino que debes saber qué sienten, piensan o qué hacen y por qué hacen eso y no otra cosa. Para ello, hay que valerse de diferentes herramientas y técnicas.

Se puede utilizar una metodología centrada en las personas para implantar soluciones innovadoras.

La combinación de la experiencia del empleado y del cliente es crucial, ya que la experiencia del cliente se iniciará en tus propios empleados, porque son los que tienen el cometido de materializarla.

Para que un empleado ofrezca una buena experiencia es fundamental que la viva previamente.

Para que un empleado termine sintiéndose defraudado por parte de la empresa, esta debe emplear recursos y esfuerzos en la motivación y bienestar de sus empleados. 

Todo ello, aumentará la productividad y la rentabilidad de tu empresa